El uso de una prótesis dental, ya sea completa o parcial, es el comienzo de una nueva etapa en la vida.

La prótesis permitirá realizar las funciones naturales que hacían los dientes, pero será necesario algún tiempo para habituarse a ella y posiblemente habrá que cambiar algunos hábitos.

Una vez pasado el período de adaptación, se podrá hacer una vida normal. En el caso de sentir dolor o algún tipo de problema o incomodidad constante, será necesario consultar al dentista.

Al principio:

  • Notarás una sensación de tener un cuerpo extraño en la boca
  • Producirás más saliva de lo normal
  • Te cambiará un poco el habla
  • Podrías morderte las mejillas
  • Puedes notar molestias en las zonas donde apoya la prótesis
×